Ticket2Europe

Nuestra aventura en “A Creative Project for my Future”

Hace tan sólo unas semanas, nuestra compañera Romy se fue a Drobeta Turnu Severin (Rumanía) con una compañía inmejorable: Jorge, Fernando, Cristina, Claudia, Airas e Isaac fueron nuestro equipo Ticket2Europe en el intercambio juvenil “A Creative Project for my Future”.

Este proyecto, cuyo objetivo fue explorar la creatividad y el pensamiento creativo como fundamentos para el desarrollo personal y profesional de los jóvenes, dejó huella en nuestros participantes… ¿Quieres descubrir por qué? ¡Sigue leyendo!

He de confesar que antes de embarcarme en esta aventura desconfiaba un poco del resultado final que tendría y de si el camino que me disponía a realizar iba a ser todo lo placentero que prometía la ocasión… pues he de decir que no sólo fue así, sino que superó completamente mis expectativas con creces. 

Es cierto que tuve mucha suerte con el equipo español, jamás imaginé que un grupo de españoles, cada uno de una punta de nuestro país y con ideas tan distintas pudiese congeniar tan bien y forjar una bonita amistad en tan solo una semana. Por no mencionar la relación que tuve con jóvenes de multitud de países europeos y con el mismo resultado, una gran familia, un ambiente de trabajo espectacular y una semana inolvidable.

Me ha encantado poder disfrutar de este tipo de educación no-formal ya que puedo asegurar que sus métodos de trabajo son, quizás, incluso más eficaces que los de la educación convencional y es que aprendes muchísimo, y lo más importante, disfrutas aprendiendo. Independientemente de lo que trate el proyecto, considero que eres la persona adecuada para estar en él, si estás familiarizado con el tema y crees que se te dará bien desenvolverte en ese ámbito, ¡adelante! Y si no… ¡Más aún! Aprenderás una temática nueva y aunque no tengas mucho conocimiento sobre el tema, en cuestión de días aprenderás lo necesario para contribuir y aportar tu granito de arena para que el proyecto funcione como se espera, además de haberte convertido en una persona un poco más completa… 
Por ello, doy las gracias a Ticket2Europe por permitirme vivir esta magnífica experiencia, y ya estoy deseando poder vivir muchas más! ¡Anímate y únete a la familia Ticket2Europe!
Fernando
“Indudablemente recomendable. A día de hoy ha sido una de las mejores experiencias de mi vida y dudo que esto cambie pese al paso del tiempo. Ha sido una experiencia muy intensa desde el segundo en el que te anuncian que estás dentro del proyecto hasta el segundo en el que dices el último adiós. Sin embargo, esta es una de esas vivencias que nunca terminan. Es una experiencia que llevas dentro de ti y que deseas repetir cueste lo que cueste. Personalmente supone un cambio y un crecimiento enorme que te ayuda no solo a sentirte mejor contigo mismo sino también con los demás, ya sean de tu país o de cualquier otro.
Cuando le pedí información acerca de este tipo de proyectos a la persona que me los recomendó me dijo: “Tienes que vivirlo, puedo acercarme más o menos, dependiendo del día, a transmitirte lo que se siente, pero es imposible que lo consiga” y a día de hoy puedo decir a ciencia cierta que es así, que es una experiencia tan profunda que debes vivirla si aspiras a entender en qué consiste. Inolvidable.”
 Jorge
 
“La experiencia en Drobeta Turnu Severin (Rumanía), me ha devuelto a mi casa como una persona nueva. ¡Y qué alegría de cambio! Cuando te lanzas a un proyecto por primera vez, rodeado de personas que no conoces y que se reúnen con un objetivo común, es muy probable que sea una experiencia positiva. Sin embargo, ésta ha ido mucho más allá.
No sé todavía si fue suerte o voluntad, pero las conexiones personales que formé esos días aún me sorprenden y me maravillan. El aprendizaje durante esa semana fue muy intenso. De una forma empírica, habilidades como la negociación, la comunicación interpersonal y la organización fueron aflorando como si siempre hubiesen estado ahí.
Pero el verdadero cambio sucedió a nivel personal. Fue muy enriquecedor el contacto con tantas personas, sin importar su nacionalidad. Cada individuo me resultaba interesante, despertaba mi curiosidad y me alejaba un poco de mi yo anterior para acercarme más a ese estado en el que compartía mi vida con quien quisiera compartirla conmigo. Y ese fue un sentimiento que nos sobrevoló durante todo el intercambio: compartir, como una familia.
Me gustaría destacar que todo esto es gracias a las personas que lo han hecho posible, desde los organizadores hasta los líderes de grupo, pasando por supuesto por todos los participantes. En especial le doy las gracias a los integrantes de mi equipo, fue un grupo lleno de amor y confianza. Como si nos conociésemos de toda una vida. Esta experiencia, sin duda, quedará grabada en mi lista de “mejores decisiones jamás tomadas”.
 Cristina
¿Tu también quieres descubrir la experiencia Erasmus+? Síguenos también en Facebook, Twitter e Instagram y subscríbete a nuestra newsletter para no perderte ninguna oportunidad! 😉