Ticket2Europe

Intercambio juvenil “Time’s Up”… ¡lo que pudo ser y no fue!

Como ya sabéis, desde el equipo de Ticket2Europe trabajamos de manera incansable para ofreceros siempre lo mejor. Las mejores oportunidades, las mejores experiencias… Casi siempre lo conseguimos pero a veces… pues sólo a medias.

“Time’s Up” ha sido uno de esos proyectos, por ello hemos decido titularlo “Lo que pudo ser y no fue”. Tras hablar con el equipo español y contarnos cómo transcurrió su estancia allí, nuestra decepción cayó en picado, como la de ellos. Como en todo, hay organizaciones y participantes con energía y ganas de hacer las cosas de manera excepcional, y otras en las que su esfuerzo está muy por debajo de lo esperado.

Vosotros sois nuestros ojos en los proyectos, por ello es muy importante el feedback que nos dais para saber con quién podemos seguir colaborando y con quién no. Vosotros sois los que debéis dejar claro, en los informes de la Comisión Europea, cómo ha ido el proyecto. Por ello, consideramos relevante sacar este artículo, porque lo mediocre también debe ser conocido.

A continuación os dejamos un par de reseñas de dos participantes que han asistido a este proyecto… muchas gracias por hacernos crecer y mejorar cada día.

“Una vez más, vivir una experiencia así de la mano de Ticket2Europe ha sido un verdadero placer. Ha sido toda una aventura enriquecedora compartir estos días en Zadar. Me siento muy afortunado de poder haber compartido todas estas experiencias con una maravillosa gente como ha sido el equipo español y muchos más de otros países. Totalmente recomendable.”

Alberto

Participante

“Hoy hace algo más de una semana que volvimos a España tras participar durante ocho días en el Youth Exchange “Time’s Up” que tuvo lugar del 2-11 de noviembre en la bonita ciudad de Zadar (Croacia).

 

Podría haber escrito esta reseña nada más llegar, pero hay veces que hay que dejar pasar los días para mirar al pasado con un poco de perspectiva y poder entender el impacto que un determinado acontecimiento ha tenido o tiene en nuestra vida. Esta es, sin duda, una de esas ocasiones.

 

Resulta bastante difícil poner palabras a la decepción y a la brusca caída de expectativas, y es que lo que pudo haber sido un grandísimo proyecto, acabó siendo, sin más, un proyecto bastante mediocre, donde el desinterés generalizado y la mala educación fueron la norma, y donde la autocrítica, la responsabilidad y el respeto por los demás brillaron por su ausencia. No obstante, y a pesar de todas las cosas que pudieron ser ampliamente mejoradas, cabe hacer mención y homenaje al Spanish Team más entrañable de la Historia del Erasmus+: Sara, los hermanos Alberto y Paula (todos ellos de Galicia), Jorge (de Valencia) y una servidora (granadina) formamos un equipo heterogéneamente excéntrico.

 

No nos faltaron ni conversaciones inspiradoras ni risas a raudales; tampoco echamos en falta juegos con los que dejarnos la voz. Fueron sólo ocho días pero compartimos sabiduría, intimidad, consejos, escucha y cariño. De todas formas supongo que esto es normal: he participado en bastantes proyectos de Erasmus+ y, de la misma forma que puedo comparar con mis proyectos anteriores para ver qué falló en este último, tengo la misma capacidad para entender qué no habría retocado de ninguna de las maneras posibles.

 

Aprender sobre sexualidad, modelos alternativos de familia o relaciones sanas (por citar sólo algunos ejemplos de los temas tratados durante las sesiones) aprendimos bien poco en la habitación común, pero fuera de ella fuimos como esponjas ansiosas por empaparse de conocimiento. Que viva, pues, la educación no formal, y gracias a Ticket2europe por ofrecernos esta oportunidad una vez más.”

Ana Pérez

Team leader del equipo español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *