Ticket2Europe

“Communication as an Art” after the exchange

Ticket2Europe teamed up with Prisms Malta for a Youth Exchange in Malta, where 5 participants joined us in this journey. The exchange was about “Communication as an Art” where the participant learned about communication and media. Also they had the chance to explore other topics such as immigration, realities and its relation with the media.

Each participant had an amazing experience and you can read more about it here :

Sarai

“Una de las experiencias más enriquecedoras y que más me ha cambiado hasta el momento. Estar rodeada de personas de diferentes culturas, que hablan otros idiomas… y aún así ser capaz de entendernos, aprender unos/as de otros/as y sobre todo intercambiar diferentes puntos de vista con la meta común de crecer como personas es algo que ha sido maravilloso. Y el poder vivir y compartirlo con todos/as los/as compañeros/as es algo que nunca olvidaré. Gracias por la oportunidad”

Jorge

Único y necesario. El proyecto ha sido un punto de inflexión a varios niveles pero sobre todo a nivel humano. Communication as an art ha supuesto un despertar sobre la situación que se vive en el Mediterráneo todos los días. Enfocando el lenguaje en el tema de la migración hemos sido capaces de ser conscientes y acercarnos a tratar de sentir lo que diariamente miles de personas deben sufrir para tratar de vivir una vida digna. Gracias a actividades como hablar directamente con una refugiada que durante años trató de encontrar asilo o hablar con una persona que día tras día sale al mar en busca de personas que luchan contra la muerte. Ha sido enriquecedor no solo por la conciencia creada y el cambio que va a suponer en nuestras vidas sino también por ver las diferentes perspectivas y realidades que en nuestros diferentes países de origen nos tratan de convencer con calzador. Experiencia totalmente recomendable y por segunda vez muy agradecido a Ticket2Eueope por la oportunidad.

Cristina

“Communication as an Art” es el tercer proyecto en el que tengo la suerte de participar.  Gracias a esta experiencia, he podido adquirir un conocimiento más en detalle y una perspectiva más amplia sobre un tema sensible estos días: la migración. Tuve la oportunidad de conversar con una mujer activista que se dedica a rescatar botes provenientes de África y también con una mujer que vive en Noruega como refugiada. Estas experiencias tienen para mí un precio incalculable, ya que significa no sólo obtener información y relatos de primera mano, sino la posibilidad de esclarecer dudas y conocer estas situaciones desde el corazón.

Otro agente clave para mí en este Youth Exchange fue el grupo. Éramos un grupo muy diverso y con mucho potencial y, gracias a eso, se crearon unas conversaciones y unas dinámicas -fuera de las actividades programadas- que resultaron  muy  enriquecedoras. El intercambio de culturas y las ganas por saber, conocer y estar fueron el motor de esta experiencia.

Poco a poco me doy cuenta de lo poderoso que es el “experiential learning” y cómo se va convirtiendo en una pasión y no sólo un interés. Ahora, con cierta perspectiva, sé que lo más valioso que me llevo de aquí son las conexiones: con las personas, con el lugar y conmigo misma.

Claudia

Dentro de la belleza de vivir está el compartir, y compartir es comunicar. De ahí la importancia de youth exchange donde jóvenes traigan a planos mas conciencientes la comunicación y las mil formas de compartir y de manipular.

Entrar en contacto con este tema, centrándonos en el mediático fenómeno fluido de la migración es un despertar de conciencia y una invitación a reconocer la humanidad en nosotras, educarnos a nosotras mismas y prepararnos para compartir con el resto de la sociedad, mediante la comunicación y siempre, siempre desde el mas profundo amor.

Escrito y comunicado, con amor y raíces.

Irene

Encontré en el proyecto de Malta unos de los días más enriquecedores de mi vida. Aprendí tanto de mi, como de otras personas, (sus culturas y sus pensamientos y opiniones), de la inmigración, los medios de comunicación e incluso otras cosas como idiomas y países.

Sobre mi misma aprendí que incluso en las decisiones que intento tomar de una manera más fría hay prejuicios y estereotipos, la influencia de la sociedad es inevitable y es interesante darse cuenta de ello. Gracias a las actividades dadas conseguí verme desde fuera, juzgarme a mi misma y entender de dónde vienen algunas partes de mi personalidad, no solo por mis propias decisiones si no por mi reacción ante las decisiones de otros. Creo que definitivamente esto es algo que no te enseñan ni en el instituto, ni en la universidad ni en ningún tipo de educación formal, por esto todo adolescente, niño o adulto debería pasar por un proyecto de aprendizaje interior y creo que un Erasmus en una forma estupenda de hacerla.

Como parte principal de lo que aprendí en este viaje está el tema de la inmigración. Creo que el mundo entero está ciego ante esto y el proyecto fue una manera de que el grupo de personas que estuvimos juntos durante esos días pudiésemos estar realmente informados sin tener que pasar el filtro de los medios de comunicación que realmente no presentan el tema de la inmigración como algo tan trágico como realmente es. Además, el saber que tanta gente está interesada en intentar solucionar problemas que no les afectan directamente  es esperanzador, te hace pensar en que todavía hay oportunidades de cambiar el mundo. Maria, la chica que se dedica a buscar náufragos en avioneta, nos dio una charla que realmente a mi me abrió los ojos. Que alguien te cuente lo duro que es ver a gente en embarcaciones que seguramente no llegarán a tierra hace que te plantees si de verdad tus propios problemas son graves, ya que creo que no debe haber muchas cosas más duras que tener que escapar de la guerra dejando a tu familia atrás y sabiendo que de ti depende la vida de todos. Por esto la actividad que resultó más interesante y emocional para mi fue  “The Voyage”. Al inicio de esta actividad todos teníamos nuestra habitual actitud relajada, pero, a medida que se nos fueron planteando algunas de las situaciones por las que tienen que pasar algunos inmigrantes para escapar de su país, nuestros talantes fueron cambiando hasta vernos envueltos en un ambiente violento y desagradable. Creo que esto es justo lo que la actividad tenía que conseguir, el ponernos a nosotros mismos en la piel de alguien que tiene que sufrir y que ni siquiera sea por su culpa. Hablo en nombre de todos cuando digo que nos hizo reflexionar, sobre todo al ver las caras de nuestros compañeros de grupo e imaginarnos que realmente algo tan malo les estuviera pasando.

Lo último que destacaría de este viaje que para mi se convirtió en una aventura fue el compañerismo. Me llevé del proyecto verdaderos amigos, personas inteligentes con las que poder hablar de temas interesantes y que sobre todo que siempre me podrán aportar su opinión y escuchar la mía. El estar rodeada durante casi una semana de gente tan maravillosa hizo que el aprendizaje fuera todavía mayor, sentir que todos estábamos pasando por emociones, tanto buenas como malas, nos unió y nos hizo avanzar como personas, acompañados.

Por todo esto repito de nuevo que creo que todo el mundo debería pasar por un proyecto así, para avanzar como persona, para informarse sobre la realidad, para ver mundo y conocer culturas y aprender a aprender, desmenuzando la información que te pueda llegar de muchas formas y cuando tu propia opinión recogiendo partes de las opiniones de otros.

David

La semana pasada del 3 al 10 de julio me embarqué en una de las mejores experiencias de mi vida en el intercambio “Communication As an Art” en Malta.

Al principio de la semana realizamos actividades de comunicación y conforme la semana pasaba todo iba cobrando sentido. Todas las actividades estaban perfectamente planeadas para transmitir el mensaje que necesitábamos sentir.

Al principio de la semana realizamos actividades de comunicación y conforme la semana pasaba todo iba cobrando sentido. Todas las actividades estaban perfectamente planeadas para transmitir el mensaje que necesitábamos sentir.

A mitad de la semana las actividades se centraron en el topic escogido y que tanto afecta a la isla  “la inmigración”. Aprendimos sobre datos en cuanto a la inmigración, sobre como los medios de comunicación juegan con el tema y sobre todo de como los protagonistas viven este viaje, incluso tuvimos la ocasión de contactar con una chica con estatus de refugiada de Siria que hoy en día esta viviendo y trabajando en Noruega.También tuvimos la oportunidad de tener contacto con ONGs que se enfrentaban a este abandono por parte de la legislación europea.

Al final de la semana y gracias a todo lo que aprendimos aquellos días pudimos hacer un vídeo en el cual transmitimos como de importante son las migraciones en Europa y en el mundo.

En cuanto a la organización que nos acogió en Malta solo tengo buenas palabras ya que realizaron todas las actividades de manera exitosa, nos enseñaron lo mejor de Malta y nos trataron genial.

Como experiencia, “Communicaton As an Art” fue todo un exito gracias a los integrantes de todos los equipos nacionales, especialmente a los españoles.

Para finalizar solo puedo dar gracias a Jorge, Irene, Claudia, Cristina, Sarai y Romy por hacer de esta experiencia una de las mejores que nunca he vivido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *